02
Feb

0

Su estado de salud se ha complicado por no aumentar de peso

La familia Montejo Lucas, provenientes de Mazatenango, Suchitepéquez, nos cuentan la historia de su pequeño hijo que nació prematuro y a raíz de eso, su salud ha sido complicada. El pequeño ahora tiene dos años y pesa aproximadamente 14 libras; “al momento de que el nació, no aceptó el pecho, eso hizo que no aumentara de peso y ahora le afecta el sistema respiratorio”.

Los padres comentan que al ver que su hijo no aumentaba de peso y no aceptaba la leche materna, recurrieron a darle leche especial para él, pero no ha podido levantar su peso. En el centro de salud al que asisten, les dijeron que “tenían que viajar a Antigua Guatemala para recibir ayuda de las Obras Sociales y así lograr la talla que él necesita”.

 Uno de los progenitores indica que, debido al bajo peso, las habilidades motoras de su hijo se han visto afectadas “él no gateó, no se puede sentar ni parar, le cuesta mantener su propio peso y lo que hace es caerse”.

Agrega que se sienten “agradecidos con Dios y con las Obras Sociales por la ayuda que nos van a brindar”.

Evaluación por parte de nuestro especialista en pediatría

Luego de las evaluaciones realizadas al pequeño por parte del pediatra de Obras, éste quedó internado en nuestro “Centro de Recuperación Nutricional”, en donde será atendido por el cuerpo de enfermeros y nutricionistas, quienes le brindaran las mejores atenciones para su pronta recuperación y pueda volver a su casa.

Lenguaje »